UNA REUNION CON RINPOCHE-LAMA EN MADRID

El diecisiete de marzo de dos mil doce en el Centro Ruso de Cultura y Ciencia en Madrid, celebramos una reunión con el famoso maestro budista Rinpoche Lama.

El Venerable Eshe Rinpoche Lodoy nació en el Tíbet en el año mil novecientos cuarenta y tres. A los tres años fue reconocido como la reencarnación del cuarto Rinpoche Elo. En el Tíbet, a estas personas se les llaman Túlku – los cuales mantienen la cadena de los renacimientos, dedicando su vida en ayuda a todos los seres. Con seis años Elo Rinpoche comenzó a enseñar en el monasterio. A los siete años, tomó los votos monásticos, a los once comenzó a estudiar la filosofía budista, y en la edad de trece años continuó sus estudios en el monasterio de Drepung Gomang. A los veinte años recibió sus votos de Gelong Santidad el catorce Dalai Lama. Con treinta y tres se graduó con honores en la Universidad del budismo en la India, recibió el título de Acharya — el postgrado de las ciencias filosóficas. Y en los treinta y seis años, defendió su doctorado en filosofía budista — Gueshe Lharamba.

En el año mil novecientos noventa y dos Elo Rinpoche llegó a Mongolia, y un año después, por petición de los clérigos de Buriatia y en nombre de Su Santidad el Dalai Lama llegó a Buriatia, al templo Ivolginski para enseñar en el Instituto Budista «Choynhorlin Dashi». Después de convertirse en alguien reconocido y respetado por su bondad y sabiduría, Elo Rinpoche, a petición de los fieles comenzó a enseñar la filosofía budista y la aplicación de diversas prácticas relacionadas con ella. Los creyentes dicen que Elo Rinpoche explica el significado y la importancia de los acontecimientos desde el punto de vista budista y resuelve cualquier problema con la precisión y la claridad de un gran científico. Los buriatos le llaman Eshe Lodoy — Rinpoche-Bagsha — Maestro.

La reunión con el Rinpoche lama fue organizada por la Asociación de buriatos en España «Suranzan» y coincidió con la celebración del Año Nuevo, que por el calendario budista fue el veintidós de febrero y se celebró durante todo un mes.

Al inicio del servicio de la oración se llevó el tradicional «Sajyusan» — sala, después el Maestro explicó a los oyentes el valor y el poder de los mantras, y cómo leer los más famosos de ellos. Por ejemplo, el mantra «Om mani pad me jum» — el mantra de Avalokiteshvara — que trae la felicidad y la paz, «Om batszrpani jum ped» — un mantra de Vajrapani — que protege contra los daños y los malos espíritus. Los oyentes — buriatos, calmycos, kazakos, rusos y españoles — recibieron como regalo libros sobre los mantras, escucharon cada palabra del Maestro y repitieron después de él todos los mantras. Después todos los participantes recibieron la bendición de Rinpoche-lama, y por la tarde algunos, los que querían, hablaban con Maestro en persona.

En la segunda parte de la fiesta, la asociación «Suranzán» y el grupo de danza «Ballet Oriental de Siberia» dieron un concierto dedicado a «Sagalgan» – fiesta de Mes Blanco, conocido como el primer mes de la primavera en el calendario de los pueblos de Mongolia. Mes Blanco — como un símbolo de la luz y la pureza, blanco — el color de la leche, que dio vida a todos los seres vivos.

Durante el concierto dos chicas hablaron en buriato y español sobre la historia de esta fiesta y la tradición de su celebración. Las guapas bailarinas del «Ballet Oriental de Siberia» volvieron a demostrar su dominio de la virtuosa coreografía, conquistando a todos con sus magníficos trajes de baile tradicional de Buriatia. Los niños bailaron una danza traviesa, lo que provocó una tormenta de aplausos. Los pequeños bailaron muy tranquilos, y sonrientes — la impresión que dan es que son todo vida en el escenario.

Pero la principal sorpresa fue la actuación de músicos españoles: Moisés Pérez sorprendió tocando el Igil – un instrumento de Tuva, y bien entregado canto de garganta. Le ayudo a cantar Pilar Moraleda, que también tiene un estilo peculiar de cantar y una voz fuerte. Moisés es de Barcelona, Pilar de Toledo, han llegado al concierto por invitación de Natalia Damiranova que toca en un instrumento de Mongolia. Natasha también tocó en un trío con Vladislav Kobzev, un músico de Ucrania que toca el Morin Jur – un instrumento tradicional de Buriatia, y el chileno Freire Fischer, quien interpretó a la guitarra. Todos ellos son apasionados de la música étnica, Moisés específicamente viaja a Tuva para aprender. No es de extrañar porque dicen que la música — es el único idioma que no requiere traducción, por eso melodías tan culturales, fuertes y señoriales transportaban a la audiencia hasta Trans-Baikal región, con sus inviernos nevados, sus estepas sin límites y sus bosques fríos.

Al final del concierto el público estando en pie escuchó el himno nacional de Buriatia, cantado en tres idiomas — ruso, buriato y español.

20.03.2012

Поделиться

Опубликовать в Facebook
Опубликовать в Google Buzz
Опубликовать в Google Plus
Опубликовать в LiveJournal
Опубликовать в Мой Мир
Опубликовать в Одноклассники
Опубликовать в Яндекс
comments powered by HyperComments